¿Existe favoritismo en una clase?

7 de noviembre de 2016


¿Cuántas veces no hemos escuchado "es que la profe me tiene manía" o cosas por el estilo?

¿Es cierto, se coge manía a un alumno?

¿Y se tiene favoritos en un clase?

Sí y sí. Parecen las excusas típicas de un niño rebelde de 10 años para justificar sus suspensos. Y en algunos casos será así, pero desde mi experiencia como alumna toda mi vida y desde mi experiencia reciente como "casi" profesora, puedo afirmar rotundamente que sí.

Yo me he sentido desplazada por profesores que ni me saludan al llegar a clase cuando yo sí doy los buenos días. En cambio, cuando ven a su niñito o niñita del alma, se acercan a darle dos besos...

A mí desde el colegio mis profesores me enseñaron que cuando llegábamos a clase teníamos que saludar a nuestros compañeros y compañeras por igual. Que si entrábamos y saludábamos a nuestros amigos o amigas con un beso, estaba bien. Pero entonces tendríamos que besar a los demás. Gente que estaba incluso en el mismo grupito pero que ignorábamos sin querer porque no eran nuestros besties.

Pero desde nuestra posición de niños y niñas de 10 años no sabíamos ponernos en el lugar del otro, para nosotros aquello estaba bien. Pero mis profes, personas adultas, sí se dieron cuenta y nos lo hicieron entender.

¿Cómo es que entonces, en la universidad, donde todos somos adultos, se ignora ese hecho? No es que quiera que me saluden mis profesoras con un besito en la mejilla como a las otras, sino con un simple "buenos días" que yo sí dije.

Son detalles, como invitar a todo un grupo de una clase a desayunar en la cafetería y al otro grupito no avisarlo... Es discriminación. Tan pequeña y naturalizada que es invisible. Pero lo es.

Yo me he topado con profesores que ya me conocen desde 2010 sorprendidos con mi forma de ser. Porque yo soy calladita, paso desapercibida... Pero una vez que me conoces ves que también soy divertida y que tengo otras cualidades. Pero claro, te vienes a fijar ahora... XD

O también he tenido la misma nota que un compañero en un examen y acabar teniendo menos nota que él en las actas. ¿Por qué? Porque por lo visto hacer la pelota también era una tarea que yo no hice ;)

Y así con todo... Y también hay manías... Cuando una alumna, buena amiga mía, pregunta las cosas varias veces porque necesita más tiempo para entenderlas y la profesora rueda los ojos y la manda a callar porque quiere terminar de explicar primero y responder preguntas después... O cuando suspendes un examen con un 4,8 y otra chica con un 4,3 y a ella la llama a su despacho para que corrija los fallos y aprobar y a ti no...

C'est la vie!

7 comentarios:

  1. ¡Oh! Sé lo que es eso XD Aunque fue en mis años en el colegio religioso, casi la mitad de mi secundario >.<. Realmente, siempre adoré los exámenes orales porque son rápidos y tienes la nota enseguida, pero con los profesores de allí, llegué a odiarlos. Especialmente, con mi profesora de lengua y literatura, que me hacía las mil y una. Incluso, no importaba si había otros chicos oyendo la lección, me decía que yo había dicho otra cosa y ya, era suficiente para bajarme la nota. Mis problemas siempre fueron las matemáticas, con ella, fue la primera vez que me llevé dos años seguidos lengua y literatura a rendir. Que incluso, nos hacía memorizar poemas y siempre, siempre, siempre, me encontraba la forma de decirme ¡no! Te equivocaste. Y me bajaba la nota hasta que llegaba escasamente al cuatro. Jamás aprobé con más nota del 6.50 y he de decir que fue un logro tener 6.50 por ella, que era bien hija de Satanás. Esa fue otra de las razones que fui sumando para odiar la religión. Predicaban con una mano y lo borraban con la otra´, pues, ese colegio fue verdaderamente, uno de los peores errores y las peores manchas en mi vida, que ahí hasta me amonestaron porque mis zapatillas eran blancas con la puntera negra y debían ser todas blancas y así, fui sumando estupideces de esta gente tan correcta (?) que no fue la única, pero sí fue de las más ridículas que tuve ¡Oh! Y cuando no compré la agenda que el colegio vendía, también me llenaron de amenazas de amonestaciones porque era una rebelde (?) Yo me sentía peor que en dictadura XD. Por suerte, me cambié de colegio y repunté. Amaba literatura y mis promedios nunca bajaron de diez, pero esa bruja es una mancha en mi historial académico :,D

    Es horrible, lo peor es que no puedes hacer nada, que haces la queja y la toman peor contra ti porque de anónimas no tienen nada XD enseguida se enteran y te hacen la vida más miserable de lo que ya era :,D

    Por suerte, en la universidad sólo lo pasé una vez y fue por una profesora que el mismo jefe de cátedra admitió que había entrado por cuña y no la podía correr, pero no sabía nada y así, te iba en los exámenes xD Imagínate, tú vas sabiendo y ella no, cuando corregía, así te iba. Fue de terror. Pero fue la única hasta ahora, y espero no encontrarme más de esas porque es peor que un parto tolerar a profesores así.

    Mucho éxito con todo eso <3 que son una estaca en el trasero —porque espina es poco (?)— este tipo de personas (?)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Wow, cuando leí tu comentario me quedé de piedra... Qué pena que existan profesores así, no te gustaría volver a verla y ahora que eres adulta y te puedes defender, preguntarle por qué te trataba así?

      A mí si me gustaría si estuviera en tu lugar, para ser capaz de contarle cómo te sentías porque hay gente que no es consciente del daño que hacen.

      Muchas gracias guapa, la verdad es que tener estos profesores en el master me matan un poco la ilusión que tengo de estar estudiando ahí.

      Un besote!!!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Pues si, si que hay favoritismo desde toda la vida y el quien lo niegue miente. Es normal sentir algo más por según que personas, por eso yo en mi tiempo de estudiantes solía ser la buena niña para que me subieran la nota por buen comportamiento, no es correcto pero... a veces funciona ¿no?
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja que lista!! Yo como profesora no creo que tenga en cuenta el comportamiento a la hora de evaluar, a no ser que sea un comportamiento muy malo, pero por qué premiar el comportamiento bueno si se supone que es el que tienes que tener siempre?

      No, creo que yo no lo haría. Pero entiendo que como alumna te daba igual, si por mostrarte buena (que supongo que ya lo eras) recibías más nota... Pues mejor xD

      Pero vamos que cuando me toque ser profe no es algo que vaya a tener en cuenta xD Espero ser capaz de separar lo subjetivo de lo objetivo.

      Besos!

      Eliminar
  3. Suele pasar, pero la vida da vueltas muajajajaja, y a muchos los e visto a mis pies, bueno tanto asi no pero casi jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, sí, algún día se jubilarán y yo ocuparé su silla... Muahahahahahaha xD

      Tampoco les queda mucho para la jubilación, hay algunos que ya.... Pal arrastre xD

      Besos amor ^^

      Eliminar
  4. Hola Nena!
    Creo que el favoritismo lo hace inconscientemente todo ser humano, ¡por ser seres humanos y altos pecadores! Como los docentes pueden tener alumnos predilectos, también los tienen los padres por sus hijos, entre amigos, etc. Siempre catalogamos y puntuamos a las personas.
    No me quiero ir mucho por las ramas, peor no recuerdo que alguna profesora me haya hecho sentir su preferida o su calaña, pero lo he visto en otros compañeros y puedo acreditar que es así.

    Te mando un beso enorme nena, espero tu saludo por mi nuevo blog para que lo conozcas :)

    ResponderEliminar

Puedes dejarme tu link siempre y cuando la entrada esté debidamente comentada, de lo contrario sería spam. Tu comentario no será publicado si contiene ofensas hacia mí o uno de mis seguidores.

😀😁😂😃😄😅😆😉😊😋😎😍😘😗😙😚🙂🤗🤔😐😑😶🙄😏😣😥😮🤐😯😴😪😫😌🤓😛😜😝🙁😒😓😔😕😖🙃😷🤒🤕🤑😲😞😟😤😢😭😦😧😨😩😬😰😱😳😵😡😠😈💩🙈🙉🙊💪✌🤘✊✋👏👄💋💘❤💓💔💕💖💗💙💚💛💜💝💞💟💌📚