Viaje a Gran Canaria [fotos desde el barco]

26 de agosto de 2014

Abandonando mi isla

¡Muy buenaaaas! Se acerca la vuelta al cole y estoy deprimida, agobiada, asqueada, enfadada y de todo. Aún no me he matriculado, con eso os lo digo todo. De hecho se me pasó el plazo de matriculación de julio, soy un desastre... No os voy a volver locos contándoos nada acerca de las prácticas ni de nada, ya me desahogaré en otro momento, jajajajaja. Hoy os vengo a hablar de un viaje que he hecho a la isla vecina por motivos de trabajo de mi padre. Hemos estado allí toda una semana en un piso que alquiló para vivir durante estos meses que va a pasar allá. 

Bueno, yo la verdad es que he disfrutado poco del "viaje". Mi padre solo estaba con nosotros por las tardes cuando volvía de trabajar y por las mañanas iba con mi madre y mi hermano de centro comercial en centro comercial (y tiro porque me toca). Y con nosotros también vino mi abuela que tiene Alzheimer y no queríamos dejarla sola. Encima dormía todas las noches mal y me despertaba de mal humor y cansadísima. Así que del viaje solo disfruté el último día porque fuimos a comer a Agaete, frente al Dedo de Dios, y había un festival y mucho ambiente de fieshta.



Sí, sí, pone "dispués". Como se ve en la imagen, el 28 de noviembre del 2005 cayó el Dedo de Dios por culpa de una tormenta tropical llamada "Delta" que afectó a todo el archipiélago. Pinchad aquí para ver una foto de cómo era antes.

La verdad es que me encantaría volver (en avión que en barco fueron tres horas de mareo muy aburridas xD) e ir con más calma, yo sola o acompañada de alguien a quien le guste hacer turismo y perderse entre calles de pueblitos sacando fotos como a mí. Y fotos es precisamente lo que os traigo, la mayoría desde el barco porque os digo que no visitamos nada que valiera la pena enseñar aquí, solo carretera y tiendas de ropa (eso sí, he comprado cositas muy monas ^^).

Os dije que me estaba tomando un descanso del blog y así es. Este mes he tenido poco que contar, normalmente los blogs en vacaciones suelen estar o mucho más activos o mucho menos activos, en mi caso es menos y eso no significa que no vaya a volver sino que tardaré un poco en coger de nuevo el ritmo.

Y volviendo a Tenerife ayer me encontré con una amiga mía, la petrolífera...
Ya he contado 4 en la isla...

Un besazo y nos vemos "pronto".
Edith.

¡Mi vigésimo segundo cumpleaños!

9 de agosto de 2014

Queridísimos locos entre cuerdos míos, amados y adorados seguidores... ¡cómo os echaba de menos! Hoy es viernes 8 de agosto, aunque en un ratito y para cuando esta entrada se haya publicado, ya será sábado 9. Para mí estos días son unos días especiales, días de recuerdos, de alegrías, de muchísima felicidad. Es un mes que solo me trae buenos y bonitos recuerdos y espero que siga así durante mucho tiempo porque es mi época favorita del año. ¿Por qué? ¿por las vacaciones? Pues mira también, pero no. Es mi época favorita porque es cuando cumplo años y a pesar de ser la fecha más odiada del mundo, a mí los cumpleaños y sus días previos me emocionan

Mi cumpleaños será este domingo 10 de agosto, cumpliré 22 años... llevo unas semanas diciendo que es un número feo y que me gusta más el 21. Pero eso no quita que me guste celebrarlo aunque sea con una tarta entre mis padres y mi hermano. Antes se reunía toda la familia, primos y amigos y era muy especial para mí. Luego lo empecé a celebrar con mis abuelos cuando me iba de viaje con ellos y me acostumbré a la intimidad de una tarta en casa con la familia. 

He decidido hacer esta entrada hoy y no mañana o el domingo porque gracias a mi amiga Kat, a la que hace precisamente un año que conocí en persona (el viaje para conocerla fue el regalo de mis 21), he descubierto que el día 9 de agosto es el santo de Edith. He buscado en Internet y se debe a Edith Stein, una mujer de letras admirable que murió ese día en 1942 en Auschwitz. Y me hizo gracia que su nombre fuera Teresa porque quedaría Edith T. Stein y su similitud con mi seudónimo es muy curiosa.


Espero que os esté yendo muy bien el verano, el mío va regular, he tenido días en los que no tengo nada que hacer pero tengo los ánimos por los suelos. Intento estudiar y hacer cosas productivas, y he empezado un relato que no sé cuánto me ocupará llamado La Trinidad. A ver dónde nos lleva. 

Acordaos de mí el domingo que me hace muchísima ilusión que me feliciten, como a una niña pequeña jajajaja, supongo que no se pierde el espíritu, ¿no? Un besazo enorme mis amores ^^ Me hace muchísima ilusión celebrar un cumpleaños más en este blog (el tercero ya si no me equivoco).
Espero seguiros viendo por aquí muy a menudo.

Hasta la próxima entrada,
Tahis.