Cuando los "me gustas" se convierten en "te quiero"

14 de febrero de 2014


     Esta entrada va dedicada a una persona muy especial que conocí a través de este blog. Fue algo muy raro porque después de la primera conversación no volvimos a hablar en unos días. Hasta que le pregunté cómo seguía y desde entonces hablamos casi a diario. Las conversaciones fluían sin esfuerzo, no necesitábamos un tema del que hablar, éste llegaba solo y lo retomábamos al rato, después de haber hablado de otras mil cosas antes. 

    Las horas de diferencia tampoco importaban, ni siquiera cuando me pesaban los párpados y se me enfriaban las manos por tenerlas fuera de la mantita. No importaba nada, solo reírnos de las chorradas que decía el otro y escribir otra chorrada peor. 

    Como era de esperar, el tema del amor acabó saliendo y la conversación se alargó durante horas, conociendo detalles íntimos el uno del otro y haciéndonos saber que nos gustábamos. ¿Un error? Aún no estoy segura. Está claro que cuando dos personas se gustan deben de estar juntas, al menos intentarlo, ¿pero qué pasa cuando os separan 7829 km? ¿le dices a esa persona lo que sientes o te lo guardas para no entristecerla? Porque yo cuando le digo a alguien que le quiero me gusta mirarle a los ojos y besarle. Y si no puedo hacerlo me pongo triste.

    Pero no puedo evitarlo más, no puedo callarlo durante mucho más tiempo, ya empiezo a notar como mi corazón, roto y frío después de que lo usaran, vuelve a latir rápidamente y a acelerarse cuando llega la noche. La noche para mí, la tarde para él. Dormir con el móvil bajo la almohada se está convirtiendo en costumbre y me gusta. Me gusta porque antes nadie se preocupaba por mí y yo no me preocupaba por nadie, pero ahora hay una persona al otro lado de ese móvil que desea saber cómo me ha ido el día. Y aunque es pronto y es una putada que esté tan lejos: le quiero.

La distancia significa muy poco cuando alguien significa mucho.




Había una vez, digo, no sé cómo empezar la historia, pero allí va: existen muchas cosas para vincular a una persona, desde una canción, una cena, compartir un asiento en la parada del autobús, juegos, institutos, universidades, salas de citas… En fin, pero de las cosas más extrañas que he sabido es una enfermedad. Bueno, sí, suena extraño y hasta tétrico o tal vez no, quizás muchas personas se conocen por esas cosas pero para mí era un mundo extraño.

Y allí estaba yo, sentado frente al ordenador, buscando alguna sintomatología similar a la mía que me confirmara que no iba a morir (ok, algo exagerado, pero en estos tiempos quién sabe), da igual, como si San Google me fuera a dar la solución, ¡qué mala costumbre por cierto! cansado de tanto buscar, encontré una imagen en particular que me llamo la atención, era muy similar a mi dolencia así que decidí seguirla y me condujo a un blog, cosa nueva para mí también, preocupado y ensimismado en mí aun decidí ponerme en contacto con aquella persona. Es raro que alguien de las webs te conteste si le sigues, supongo que dirá: ¿y este acosador? XD.

Para mi sorpresa, ella respondió, cosa que desde ya me dio una buena impresión, de inmediato nació una curiosidad por saber más, ¿saber más?, ¿para qué?, ¿por qué? Entonces, tu cerebro y tu sentir se separan. 

¿Qué buscas?
¡Continúa!
¡Para!
¡Alto!
¡Piensa!
¡No pienses!
¡Recapacita!
¡Lánzate!

Todo junto no terminaba de cuadrar, luego se armonizan y traen a flote aquellas frases trilladas del colegio: “el peor dolor es el del arrepentimiento”, “todo por ganar nada por perder”, “cada vez que sucede algo, ten por seguro que algo mejor vendrá para ti”.

Aun dudando miro la pantalla con el cursor parpadeando, antes de decir HOLA, ¿Hola? ¡Qué clase de tonto dice hola y no sabe que decir después de eso! Y así empezó.

Quien no tiene miedo no está vivo, pero existen diferentes tipos de miedo: miedo a la muerte, a la soledad, al dolor, al fracaso, a las agujas y hospitales en mi caso jajajaja, pero entre tantos miedos está el querer, ¿el querer da miedo?  ¿O el querer y ser lastimado?

De por sí mi vida era un desastre. Ok, eso está muy trillado, entonces digamos que estaba cumpliendo con vivir, pero desde que la conozco las cosas son diferentes, me levanto y lo que pienso es: “espero que esté bien”. Entonces miro el celular para checar su última conexión y verificar si aún está viva, jajajaja ¿sonó a drama?  No importa. Me preocupa saber cómo va su día y sus sueños, sus penas y alegrías y pese a que no pueda tocarla aún, si cierro los ojos y me concentro  fuertemente bloqueando todo el entorno puedo sentirla entre mis brazos.

A donde voy no lo sé, pero sea cual sea el camino mi oro al final del arcoíris es ella.

Vi un título: “cuando los me gustas se convierten en te quiero”.

Cuando los me gustas se convierten en te quiero: todo es más bonito, ¡hasta levantarse temprano!

Cuando los me gustas se convierten en te quiero: al final del día duermes con una sonrisa.

Cuando los me gustas se convierten en te quiero: haces cosas locas.

Cuando los me gustas se convierten en te quiero: tu vida empieza a organizarse.

Pero sobre todo cuando los me gustas se convierten en te quiero deseas con todas tus fuerzas eliminar el “ME” y convertirlo en “NOS”.

Dejo esto de escribir para los entendidos, no soy bueno plasmando cosas y menos explicándolas, quizás es por eso que se me da mejor escuchar que hablar.

Cuando los me gustas se convierten en te quiero, escribo algo como esto sin saber cómo.

8 comentarios:

  1. Damn. ¿Qué es esto, Edith? ¿Lo escribiste vos? ¿Lo hiciste basado en algo personal? Dios, tantas preguntas me recorrieron en la cabeza mientras leía esta entrada. Creo (¿qué digo creo? ESTOY SEGURA), que esta ha sido mi entrada favorita de tooodas las que te he leído publicar (y eso que me encantan demasiadas)

    No se puede definir el amor, ¿sabes? No hay manera de decirle a alguien: amor es abrazar, querer, besar. No. El amor es un sentimiento: lo que sientes por alguien, ya sea si vos vivís en China y el otro vive en Costa Rica y se entienden porque medio hablan inglés. Es la intimidad que creas con la otra persona, la confianza y relación que construyes.

    Si esto es basado en vos, pues te digo que en cierta parte entiendo el amor que sientes. No es trillado y no es tonto, es... lindo. Es hermoso, ¡es amor! Y (como me encantó tanto la última parte de "cuando los me gusta se convierten en te quiero", VOY A ROBÁRTELO), cuando los me gusta se convierten en te quiero, se acaba la confusión y viene el amor.

    ME HA FASCINADO ESTA ENTRADA, POR DIOS. CÓMO LA AMO. ALJSLKAJDS.

    Eeeeeeeeen fin.

    Teeeeeeeee mando besos y apapachos GIGANTESCOS,
    Mel(:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meeeeeel ♥♥
      Muchas gracias por tu comentario.
      La primera parte la escribí yo y la segunda parte la escribió esa otra persona de la que hablo. Es una persona encantadora, en este caso no es necesario el inglés pero tienes toda la razón sobre lo que dices de que el amor es un sentimiento que se construye con la intimidad y la confianza.
      Me alegra que te haya gustado tanto :)
      Un besote enorme ^^

      Eliminar
  2. Qué bonito y romántico!! No sé que más decir, es que solo me sale un sonoro y largo "ooooooooooiiiiiiiiii" XD
    Sentir esas cosas, ese tonteo inicial, cuando dos personas empiezan a conocerse y a gustarse, es el mejor sentimiento del mundo, te hace estar como en una nube y con una sonrisa de boba todo el día en la cara, ay...

    Quería escribirte algo más largo pero estoy rarita hoy, ya tu sabeh. Te quiero mucho chica sersi ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, y no me gusta que estés así porque yo también te quiero mucho ♥♥♥♥

      El tonteo es lo mejor de una relación, pero espero que nos dure mucho y no solo sea inicial.

      Un besote enorme mo shaol,:)

      Eliminar
  3. Opino igual que Kat no sé que decirte solo diría "oooooooooooooiii" o algo como "queeee monoooooos" jajajajajaja
    Me ha gustado mucho el post!
    Un besote tahis! :)

    ResponderEliminar
  4. Me has dado en mi punto romántico, en verdad que preciosidad, es algo real? por favor dime que si porque en verdad me hizo quedar boquiabierta, no se estoy emocionada o tal vez el redbull y las aspirinas que acabo de tomar. Que felicidad. Un saludo(:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja aspirinas y redbull... como estudiante de Medicina deberías de saber que esa mezcla no es buena xDDD

      Sí, es real. Me alegra que te haya gustado, preciosa :)

      Eliminar

Puedes dejarme tu link siempre y cuando la entrada esté debidamente comentada, de lo contrario sería spam. Tu comentario no será publicado si contiene ofensas hacia mí o uno de mis seguidores.

😀😁😂😃😄😅😆😉😊😋😎😍😘😗😙😚🙂🤗🤔😐😑😶🙄😏😣😥😮🤐😯😴😪😫😌🤓😛😜😝🙁😒😓😔😕😖🙃😷🤒🤕🤑😲😞😟😤😢😭😦😧😨😩😬😰😱😳😵😡😠😈💩🙈🙉🙊💪✌🤘✊✋👏👄💋💘❤💓💔💕💖💗💙💚💛💜💝💞💟💌📚