Escribiendo desde la biblioteca...

27 de febrero de 2013

En realidad hoy estoy publicando porque me aburro. No he cumplido nada de la lista de la entrada anterior todavía, pero estoy en ello. Hoy simplemente me he levantado temprano y he venido a la biblioteca de la universidad a hacer un trabajo en lo que se hacían las 9 para entrar a clase. Se hicieron las 9 y resulta que no hubo clase *bieeen*. Al final me he vuelto a la biblioteca, he terminado el trabajo aunque tengo que revisarlo en casa y ahora estoy haciendo tiempo porque mi madre no puede venirme a buscar y no tengo ganas de ir caminando hasta la parada del bus.

Así que mientras hago tiempo y espero a no sé el qué... voy a hablaros un poco de mi vida. No es gran cosa, nunca lo ha sido, pero me apetece seguir tecleando un poco antes de llegar a casa y hacer siempre la misma rutina. Parece que la monotonía se ha apoderado de mí y soy incapaz de realizar nada que requiera levantarse de la cama. 

Desde ahí chateo, desde ahí veo series, desde ahí me pongo al día en la actualidad y desde ahí veo pasar las horas hasta que llega la noche y solo tengo que bajar la tapa del ordenador, ponerlo sobre la mesa, volver a la cama y cerrar los ojos.

Pero no todo ha sido así de aburrido estos últimos días, hace poco volví a retomar De Corazón y estoy editando bastantes cosas, pero odio hacerlo por ordenador así que me estoy planteando gastarme unos eurillos e imprimir la novela inacabada, corregirla en papel y terminar de escribirla (epílogo incluído, que lo tengo en mi cabeza desde hace meses) y luego volver a imprimirla, esta vez encuadernada, con portada, totalmente acabada y editada. 

Espero que quede bien :)

En temas del corazón, sigo igual y no tengo prisas. Hay dos tíos que suelen rondar esta biblioteca, mi facultad y el aulario. Cada vez que los veo es como:



Para que mi amiga y compañera de clase diga: "Joder, es verdad, está bueno" es que está muuuuy bueno. Porque ella y yo en cuestión de gustos masculinos no nos parecemos en nada. Bueno, en realidad somos amigas y la quiero un montón, pero es que pensándolo bien, tampoco tenemos nada en común salvo que hacemos la misma carrera...

Bien, pues con mi trabajo de la descolonización francesa terminado, una actualización sosa en blogger y una pereza horrible, me voy a casita ya. Un beso a todos los que os pasáis y ¡comenten, coño! 

Gracias :)

10 cosas que hacer antes de los 21

11 de febrero de 2013

¡Buenaas! Hoy no he hecho nada, pero no me siento culpable como otros días. La verdad es que el sábado salí con mis amigos a los Carnavales. Te invito a que conozcas como son los Carnavales en mi isla pinchando aquí. La fiesta estuvo bien, el sábado es el día dedicado al baile. Hoy es el Carnaval de Día (dedicado a los niños), puedes ir a la feria y montarte en las atracciones y hay actuaciones de cantantes conocidos. Pero el sábado por la noche estaba lleno de gente (como siempre) bailando y bebiendo como locos. Yo no bebí nada, pero bailé toda la noche, aún tengo agujetas... y llegué a casa a las 6:11 de la mañana con un dolor de pies increíble. Era la primera vez que salía de fiesta toda la noche y volvía a casa sola (sí, es raro, lo sé). Yo soy muy casera, ir de fiesta y esas cosas nunca ha ido conmigo, pero ahora creo que me va a gustar, jaja. Lo divertido es salir con gente a la que le gusta el baile como a mí y que es responsable. Una vez salí con una persona que a mitad de la fiesta se fue y me quedé yo sola. Pero estos amigos son buena gente y estuvimos riendo y bailando toda la noche de un lado para otro (porque hay varios puntos de la capital con música y fiesta). 

Pero bueno, esta entrada va sobre otra cosa... y es que mi cumpleaños se acerca (queda bastante en realidad, ¡pero no me quitéis la ilusión!). A mí me gusta preparar las cosas con calma. Tanto que ya tengo una lista con las cosas que me gustaría hacer antes de cumplir un añito más. El día en cuestión sería el 10 de agosto de este año y cumpliría 21

Como os advertí en la entrada anterior, a partir de ahora, me pasaré menos por el blog. Pero aquí tienes toda la info que necesitas para contactar conmigo.

Y ahora, la lista:



1. Sacarme el teórico del carné de conducir (el práctico sería más difícil en tan poco tiempo, pero no lo descarto).

2. Haber aprobado todas las asignaturas pendientes de 2º y por tanto, tener la mitad de la carrera terminada.

3. Acabar una de mis novelas (preferiblemente De Corazón).

4. Encontrar trabajo.

5. Leerme un libro que me regalaron hace poco y que soy tan vaga que no he terminado.

6. Aprender a patinar de una vez.

7. Adelgazar (por lo menos 3 kilos).

8. Estudiar para conseguir el B1 de francés (y de inglés).

9. Empezar a escribir la segunda parte de Grelot (con suerte la tendré preparada para el 2014 2015).

10. Estrenar la sección de Maquillaje con algo original y bonito.

Como podéis ver la mayoría son tonterías, pero otras como la 1, 2, 4 y 8 son muy importantes para mí. El resto también lo son, pero he aprendido a darle más prioridad a lo académico. Ya que, como un buen amigo mío me dijo, todavía no vivo de lo que escribo, en cambio, algún día lo haré de lo que estudio. Algo así fue.


¿Cuáles son tus propósitos antes de hacerte un año más viejo/a?


Bueno, la entrada se acaba, un beso a tod@s los que os pasáis por aquí siempre. Yo ahora voy a ver una serie (como no, la seriéfila, jaja). ¡¡Nos vemos!! :)

P.D: He cambiado el diseño del blog, ¿te gusta? A mí la cabecera me encanta ^^

Hace calima + pequeñas noticias

6 de febrero de 2013

¡Holap! ¿Qué tal estáis? Yo algo agobiadilla por las clases. ¡¡Acaban de empezar y ya tengo trabajos!! Para colmo, en Canarias a veces llega la calima o también la llamada calina. La calima no es más que arena en suspensión que viaja desde el Sáhara. En la imagen (tomada desde Tenerife) se ve la isla de Gran Canaria al fondo tapada por una especia de niebla, ¿verdad? Pues no es niebla es arena.


Afortunadamente, la calima ya se está yendo gracias al viento que hace. Con suerte esta noche llueve y volvemos a tener el "aire limpio" de siempre. Aunque luego los coches se quedan como embarrados jajajajaja.

Pero no he venido aquí a hablar de calima, sino a anunciaros un par de cositas. Allá voy:

1. A partir de ahora, me tomaré más en serio las clases, lo que significa menos entradas. Podéis seguir en contacto conmigo mediante comentarios (cada comentario me llega al correo y el correo lo compruebo varias veces al día); también, por Twitter (@Almartahis); por Facebook, (Edith Tahis Al) o directamente a mi correo (tahisbriel@gmail.com).

De todas formas, yo intentaré seguir pasándome por vuestros blogs a menudo :)

2. Voy a participar en el e-book "Anti San Valentín" de Hollie Deschanel. Me gustaría que lo leyerais cuando Hollie publique el e-book. Ya os avisaré.

3. Y bueno, por último, estoy rehaciendo los últimos capítulos de De Corazón y luego lo haré con toda la novela de Grelot. Estoy deseando acabar De Corazón, estoy muy entusiasmada con esa novela, podéis leerla en: Sueños tecleados. Y cuando la termine estoy pensando en hacer divertido donde tod@s podréis participar.

¡Fin!

Como veis son unas pequeñas tonterías, por eso quito la opción de comentar en esta entrada. Bueno, creo que queda claro que estaré ocupada, además, estoy intentando conseguir trabajo y voy a apuntarme en una autoescuela pronto. Así que, más ocupada estaré. 

¡Seguimos en contacto! 

Ahora una canción para animar el blog un poquillo:


¡Me encanta esta canción!
¿A vosotr@s también?


Besos, 
Edith T. Stone.

La marca del meridiano - Lorenzo Silva [reseña con spoilers]

2 de febrero de 2013

¡Hola! La entrada de hoy tratará sobre una reseña del libro La marca del meridiano, que fue Premio Planeta 2012. 

Espero que os guste.



Reseña #2

Autor: Lorenzo Silva.
Título: La marca del meridiano.
Nº de páginas: 399.
Editorial: Planeta.
Saga: Sí. 7º libro.
ISBN: 978-84-08-03123-9
Blog oficial







La muerte del subteniente Robles marca el comienzo del viaje al pasado de nuestro protagonista: el brigada Bevilacqua. Junto a él, la sargento Chamorro y el guardia Arnau.

Rubén Bevilacqua o Vila, como todos le llamaban, conocía al subteniente porque años atrás habían sido inseparables. Robles era un hombre fuerte y de grandes principios, unos principios que flaqueaban siempre que hiciera falta, rozando, o podría decirse, entrando en la corrupción. Y eso lo hacía vulnerable, tanto que acabó siendo asesinado cruelmente. 

En la investigación que a nuestro brigada y a sus compañeros les llevó desde Madrid hasta Barcelona, se va descubriendo, poco a poco, cómo y porqué murió el subteniente Robles. 





Me ha encantando que, a la par que Vila busca encontrar al asesino de Robles, se centre en encontrar el amor. Un amor que perdió hace años frente a un amor enmascarado en amistad y compañerismo. Por un lado esta Anna, a la que dejó cuando las cosas en Barcelona se pusieron feas. Y por otro lado, el amor de la sargento Virginia Chamorro, Vir.

Pero de resto, el libro, con todos mis respetos hacia el autor, me ha resultado flojo. No sé cómo describirlo, pero los finales de los libros siempre me decepcionan. Me hubiese gustado que después de tanto tiempo investigando, durmiendo y comiendo mal, sufriendo y reviviendo el pasado, por fin, Vila, pudiera tener un momento de paz. Lo tuvo. En una playa apartada y desierta junto a Chamorro, pero donde lo más cercano y parecido a un gesto romántico, fue un abrazo.

De resto, la trama policial, creo que ha estado a la altura de una buena investigación. Creo que en ningún momento le ha faltado detalle y se ha podido seguir el argumento desde el principio sin problema. Lo que no quita que me resultara aburrida en ciertas partes. A veces, incluso, me perdía entre tantos personajes nuevos que iban saliendo a medida que avanzaba la historia y los personajes principales viajaban de una ciudad a otra. Para los no-ilustrados en la jerarquía de la Guardia Civil, hubiese estado bien un párrafo explicativo, algo para situar a los lectores. Y otra cosa que considero que hubiese estado bien, sería una breve descripción física de esos personajes nuevos para relacionar el nombre con las características físicas y que resulte más fácil acordarse de cada uno. Parecerá una tontería, pero no lo es, y menos en un libro donde tienes que ir poniéndole caras a los personajes tú mismo, no como en una película que viene todo dado.

Y para terminar, diría que La marca del meridiano es un libro que se centra sobre todo en la trama policial, pero que no olvida, o que no puede olvidar, el amor y la amistad que une a los personajes. 



El libro se llama La marca del meridiano por la siguiente cuestión:


Este es el meridiano de Greenwich que divide Barcelona de Madrid.
Por eso, el protagonista, que viaja de Madrid a Barcelona constantemente, 
siente sobre él el peso de la marca del meridiano.

El autor hace alusión también a la autopista dónde hay un puente que 
marca esta división imaginaria. Y es este:







El autor: Lorenzo Manuel Silva Amador, nació en Madrid el 7 de junio de 1966, es un escritor español conocido especialmente por sus novelas policíacas que protagonizan los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro. Es, además, ganador del Premio Planeta 2012 por su obra La marca del meridiano. 

Lorenzo Silva nació en el barrio madrileño de Carabanchel, estudió Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y ejerció como abogado de empresa desde 1992 hasta 2002.

Ha escrito otras novelas conocidas como: La flaqueza del bolchevique (1997), El lejano país de los estanques (1998), El alquimista impaciente (2000), La niebla y la doncella (2002), Nadie vale más que otro. Cuatro asuntos de Bevilacqua (2004). Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia (1997), La lluvia de París (2000) y Pablo y los malos (2006).

Faltan muchísimos libros, te recomiendo que visites: http://es.wikipedia.org/wiki/Lorenzo_Silva que es de donde he sacado la información y consultes la parte de Obras. 


Y esto es todo por hoy, espero que os haya gustado la reseña y que os hayan entrado ganas de leer el libro. Yo desde que supe que había más de Bevilacqua estoy deseando leerme los 6 libros anteriores a este. Me gusta como escribe Lorenzo Silva y puede que la tercera reseña que traiga sea sobre un libro de él. 



Besos a todos, 
nos vemos en la siguiente entrada,
Edith T. Stone.