La magnífica labor de un traductor y el poco reconocimiento de su trabajo

16 de noviembre de 2013


La magnífica labor de un traductor y el poco reconocimiento de su trabajo

¡Hola, hola! Sí, sigo viva. Ahora mismo escribo desde el portátil de mi hermano porque como sabéis el mío ha muerto. Llevo desde hace unas tres horas con él y es impresionante lo bien que va: no se calienta, va rápido, no se apaga solo, no pesa nada (la Tablet pesa más). Una pasada de portátil, ¡quiero uno igual!

Bueno, ayer tuve un día horrible de dolores menstruales en los que no voy a entrar en detalle, pero deciros que pensaba que me moría... pero no, no morí y afortunadamente la tarea que tenía que hacer para ayer en el Campus Virtual (página online donde los profesores ponen enlaces y abren tareas para que subas archivos, dudas, etc.) duraba hasta hoy. Así que la he hecho ahora y me ha gustado mucho porque trata sobre los traductores y a mí me parece una profesión increíble.

¿No es fantástico estar leyendo un libro en tu lengua materna y que parezca que el autor original la escribió en esa lengua? Y a lo mejor el autor es japonés o noruego, así que en realidad, el mérito de que te puedas emocionar leyendo esas páginas es de los traductores. Personas que no solo están presentes en los libros de novelas, sino en folletos de publicidad, revistas y más cercanos a mí, los traductores de las series. Para los que nos gustan verlas en inglés con subtítulos en español.

Mi vocación desde niña siempre ha sido la docencia, recuerdo que le daba clases a mi primo Edu pero el pobre no daba pie con bola y yo acababa harta. Pero al ratito volvía y seguía dándole la vara. Y con mi hermano pequeño igual, la de cosas que le he enseñado y la de horas que el pobre ha aguantado pacientemente oyéndome hablar sin decir ni mú. También tuve la experiencia de dar clases particulares y me encanta, creo que no hay nada más bonito que enseñarle algo a alguien y abrirle la mente a un nuevo mundo donde luego puede que le guste quedarse o no. Pero si se queda en él, sería un triunfo para el docente. Así me pasó a mí con el francés gracias a una profesora que llegó en 2º de la ESO llamada Alicia que nos hablaba tan fluidamente en francés que enseguida me enamoré del idioma y del 8 no bajaba en mis exámenes. Por ella estoy en esta carrera y aunque ella no lo sepa, es un triunfo de su profesión como maestra.

Yo quiero vivir esas mismas experiencias, pero también quiero vivir las de leer un libro escrito por otro pero traducido por mí al español. Claro, lo normal y lógico es traducir siempre a tu lengua de origen, para evitarnos dolores de cabeza, pero no descarto traducir del español al francés alguna que otra novela corta. Un buen traductor no deja huellas de su presencia en el libro, no debe dejarlas, muchos aficionados o amateurs hacen tremendos desastres en los libros porque su "trabajo" no es remunerado y entre otras cosas, no tiene unos estudios sobre traducción y para traducir prefiere un traductor automático a un diccionario en papel. A esas personas no las considero traductores, lo siento por ellos.

Pero el gran problema para un escritor es cuando tu libro ha sido traducido palabra por palabra a otro idioma pero su esencia no. Me explico, hay expresiones españolas que no existen en otro idioma (yo misma acabo de usar "no dar pie con bola", "dar la vara" y "no decir ni mú" en un mismo párrafo) y a veces hay que darle un giro a una misma frase para que cobre sentido. Sin esta adaptación de la lengua extranjera a la materna, la lectura pierde su esencia y el lector reconoce enseguida que hay algo que le chirría. De ese chirrido nos habla precisamente Antonio Muñoz Molina en el texto que he tenido que resumir hoy (en francés, claro) para la tarea del Campus Virtual. Os dejo el enlace por si os interesa: 


¿Cuál es vuestra vocación profesional?

¡Un besito!
¡Hasta la próxima entrada!
Edith.

12 comentarios:

  1. Como bien dices un traductor hacen mucho, puede hacer que entendamos la historia de un libro. Muchos somos medio capaces de leer en inglés. Pero no en chino, u otros idiomas de igual complicación.
    También tiene razón en lo de la esencia, si un libro se traduce palabra por palabra, seguro que habrá frase (creo que una es tener la casa llena de elefantes o algo parecido) que si lo leeemos así no entendemos, pero si el que traduce cambia esa frase por tener la casa llena de tontos, o algo así, puede hacer de entenderse
    Creo que un traductor no solo tiene que saber el vocabulario de lugar, sino también el argot y esto segundo es mil veces más complicado
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la gracia de ser traductor. Tiene que ser vocacional porque si no lo es no aguantarías pasar las horas consultando diccionarios y atascado en una misma frase. Es complicado y eso lo hace bonito, porque lo fácil no tiene mérito y solo te sentirás orgulloso de ti mismo cuando lo que hayas hecho te haya costado un gran esfuerzo. Otro beso para ti bella :)

      Eliminar
  2. La verdad es que en el fondo no valoramos el gran trabajo que hace mucha gente para que nosotros estemos más cómodos como en este caso los traductores.
    Buena entrada!
    Un besito!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, nunca nos damos cuenta del gran trabajo que hay detrás de algo.

      Eliminar
  3. Edith, realmente no puedo creer que hayas escrito esta entrada... es como si me leyeras la mente. Desde que tengo 11 años empecé a decir que me gustaría estudiar Comunicación Social, y en verdad cada vez me apasiona más. El gran problema es que acá en Argentina es increíblemente difícil conseguir un buen trabajo habiendo estudiado eso, motivo por el cual comencé a pensar en otra carrera que me gustara y que pudiera complemente la de Comunicación... y me encontré en la encrucijada de no saber decidir entre Profesorado de Inglés y Traductorado de Inglés. Siempre me pareció interesantísimo todo el tema de saber decir exactamente lo mismo en otro idioma, pero no en término de palabras, sino en término de esencia (como vos lo dijiste).
    Y creo que tu entrada me acaba de ayudar a decidirme del todo. Te lo agradezco, porque aunque parezca cursi siento que fue una especie de señal.

    Un abrazo enorme! Nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AAAAAAWWW Muchísimas gracias Ceci, siempre es un placer recibir tu visita y más si me dices esas cositas :3 Me alegro mucho de que te hayas decidido y que sientas esa vocación. Yo no estudié Magisterio porque hay muuuuchos estudiantes en esa carrera e iba a ser dificilísimo entrar y conseguir un trabajo luego. Esta carrera de francés fue mi segunda opción y no me arrepiento de NADA. Así que espero que tú tampoco te arrepientas y sigas adelante y triunfes porque eres una chica genial con un gran corazón y mucha creatividad. Eso sí ha quedado cursi jajaja. Un besote enorme y nos leemos.

      Eliminar
  4. Oh, oh *aplaude como foca* ¡ES VERDAD! Estoy totalmente de acuerdo con vos en eso Edith:O Creo que los traductores son geniales por todo lo que hacen para el lector. Como dices, su labor no es solo traducir, sino conservar la esencia que, en algún momento, el autor le dio a su libro con todo su amor.

    He leído muchos libros en su lenguaje original que amo (en inglés, por ejemplo), pero, me pasó un día, que compré Anna and the french kiss en la librería y, ¡ESTABA EN ESPAÑOL!

    El problema es que no sabía que estaba al español de españa y debo confesar, que no me gustó :/ No por ser español, sino porque yo había leído ese libro con expresiones que sé que pudieron haberse traducido a una forma más apegada al texto y que, sin embargo, no fue así, perdiendo toda la esencia de la autora.

    Por eso, estoy de acuerdo con todo lo que dices. Estoy segura de que serás una genial traductora, linda y que, si eres profesora, ¡PUES TAMBIÉN! Tienes todo para ser lo que quieras:3 Y sé que lo lograrás*---* (de paso, si quieres me enseñas francés, AMO ESE IDIOMA y no sé nada TT^TT)

    Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen fin.
    Teeeeeeeeeeeeeeee mando besos y apapachos GIGANTESCOS♥
    Mel(:

    PD: Bob esponja rockea \(._.)/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, por eso es algo tan complicado, porque no todos saben darle la esencia, transmitir las mismas emociones que el autor quiso transmitir. Justo ahora acabo de terminar la traducción de media hoja de un documento con interlineado 1,5 así que en realidad son unos ¿3 párrafos?... pues llevo casi una hora porque las preposiciones de los verbos no se corresponden y quiero morir xDDDD

      Un beso Mel, gracias por pasarte siempre.
      Mil besos y mil apapachos más para ti :3

      Cuando quieras me mandas un mail y empezamos con lo básico xDDD

      Eliminar
  5. Es un buen trabajo pero poco valorado, como tantos trabajos dignos... hace poco me plantee que me gustaría en un futuro, si encuentro un trabajo que me lo permita, estudiar traducción e interpretación y especializarme.. pero ya veremos.. que la vida da muchas vueltas y mis metas son muy inestables y varían mucho de unas a las otras..
    Voy a leer el artículo que no has puesto..
    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste el artículo.
      Si me lo permites, si dices que tus metas son inestables es que todavía no has encontrado tu vocación o no sabes que la has encontrado ;) Cuando uno quiere algo y le gusta de verdad y se apasiona por ello, no importa los años que pasen o lo que pase en esos años, las metas seguirán siendo las mismas.
      Un beso, gracias por pasarte y comentar :)

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón, los traductores tienen mucho mérito, yo siempre los tengo en cuenta cuando leo un libro... siempre averiguo cual es el idioma en el que se ha escrito y me lo imagino.
    Como sabes, a mi también me gusta enseñar y ayudar, por eso quiero enseñar a los niños, a los peques, lo primero que van a aprender... y si son niños necesitados mejor, por eso tengo tantas ganas de estar en alguna ONG.

    (Te escribí este coment. el otro día en mi casa pero como me quedé sin internet lo guardé y ahora aprovecho que estoy en casa de Jordi para enviártelo xDD). Un besaso morenaaaa ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, compartimos esa gran pasión, tú tiras más por los niños pequeños y yo por los chicos entre 13 y 18 años. Es una edad difícil, pero creo que también decisiva y podría ayudarles a encontrar su camino.

      Otro besazo para ti rubiaaaa ^^

      Eliminar

Puedes dejarme tu link siempre y cuando la entrada esté debidamente comentada, de lo contrario sería spam. Tu comentario no será publicado si contiene ofensas hacia mí o uno de mis seguidores.

😀😁😂😃😄😅😆😉😊😋😎😍😘😗😙😚🙂🤗🤔😐😑😶🙄😏😣😥😮🤐😯😴😪😫😌🤓😛😜😝🙁😒😓😔😕😖🙃😷🤒🤕🤑😲😞😟😤😢😭😦😧😨😩😬😰😱😳😵😡😠😈💩🙈🙉🙊💪✌🤘✊✋👏👄💋💘❤💓💔💕💖💗💙💚💛💜💝💞💟💌📚