¡Libro Flor de tinta impreso!

29 de junio de 2012

¡Hola, hola! Desde hace tiempo había querido imprimir el libro de Kat llamado Flor de tinta (pinchando aquí puedes verlo tú también). El problema es que yo quería una portada para imprimirlo y que quedara más guay y aquí la señorita tardó meses en mandarme una portada, jajaja. Y ahora que tengo portada y dinero, lo imprimí. 

El resultado es este:


Quería la foto en color, pero no me di cuenta de decirlo
y la chica que lo imprimió no me lo preguntó -.-
~ Aun así quedó bonito ~




Espero que te haya gustado cómo quedó Kat, a mí me encanta ❤ 

Otra cosa que me encanta es la papiroflexia, ayer estuve hablándolo precisamente con Kat y le contaba todas las cosas que sé hacer. He hecho de lo más básico: corazones, ranitas, mariposas, cajitas, etc., hasta un dragón para mi novio. El dragón estuve días haciéndolo y lo tiene él, así que no he podido sacarle fotos, pero sí me puse a sacarle fotos a mis cosillas de papiroflexia. A ver qué tal os parece:



Esto es un popurrí de todas las cosas que tengo dentro de una cajita y 
que utilizo para hacer papiroflexia.


Aquí lo más importante: el papel. Yo lo uso de colores, pero recomiendo 
para los principiantes que lo usen blanco (que es más barato) 
y cuando hayáis cogido práctica, os paséis al de colores


¡Qué cutres son las fotos! Pero bueno, son para que os hagáis una idea, 
en persona el color es mucho más vivo, jaja. Y eso que le subí la saturación de
 color a las fotos. Por si no lo vieron o yo no lo hice muy bien, la ranita azul y la amarilla se están 
dando un piquito y las demás comentan.


Esta es la cajita que uso para meter a las ranitas y a otros papeles de colores.
Es una caja de Ferrero Rocher.


Esta es otra caja donde lo guardo todo. Aquí vemos la caja de Ferrero Rocher,
la caja gris que debajo de los tres corazones es donde guardo los papeles de colores
del principio, un cutter, una cajita blanca debajo del cutter para guardar el trípode
de la cámara y grabar vídeos haciendo papiroflexia, pegamento, una goma y otra 
cajita pequeña dónde guardo bolitas de colores para pegarlas y decorar.


La papiroflexia también sirve para decorar, aquí vemos una mariposa naranja 
en uno de los lados de mi repisa. La foto de abajo soy yo de bebé 


Aquí tenemos una prueba más de que la papiroflexia
sirve para decorar. ¿Os gusta mi cuadro de Paris?

Y por último y para despedirme ya porque esto se ha hecho muy largo, os dejo una canción que no se me quita de la cabeza desde que vi Men in Black III:


¡Buen fin de semana! Yo esta tardé iré a cobrar mis 90€ por las clases de francés que he estado dando y más tarde a dar una vuelta ~

Las redes sociales con capacidad milagrosa de cura

25 de junio de 2012


Vengo a desahogarme un ratito con vosotros porque he tenido que morderme la lengua para no hacerlo con la persona en concreto. 

Veamos, estoy harta de entrar en Facebook y leer mensajitos de "copia y pega esto en tu muro para ayudar a los enfermos de cáncer". ¿A los enfermos de cáncer?, ¿en serio? Pues sí, iba muy en serio, y no es la primera vez que me encuentro con cosas como esas al entrar en dicha página y hasta hoy no había reparado en lo absurdo que es. Al principio pensé, bueno, ayudas moralmente al que lo esté pasando mal, pero luego pensé mejor y dije ¿qué coño le importa al enfermo que un desconocido del punto más lejano de la Tierra, copie y pegue en su muro un mensaje de apoyo?

Señores, pensemos, si estuviéramos enfermos, sea cuál sea la enfermedad, ¿no nos gustaría estar más tiempo con nuestra familia, con nuestros amigos o con nuestra pareja?, ¿no nos gustaría tener tiempo para hacer las cosas que siempre quisimos hacer por si la enfermedad es demasiado dura y no la superamos? Pues a mí sí me gustaría. En cambio, entrar en Facebook y ver que personas extrañas y lejanas a ti han copiado y pegado un mensajito de apoyo a los enfermos en general, que ni siquiera va dirigido a ti ni a un enfermo en concreto, ¿te ayudará a superarlo? La respuesta es no, simple.

Tampoco piensen que soy una insensible y que no sé lo que se sufre porque no voy a entrar en detalles pero sí. En mi familia desgraciadamente ha habido un par de muertes a causa del cáncer y cada vez que pienso en esa enfermedad, me acuerdo de un familiar en concreto que lo pasó muy mal, y creedme lo que ayudó a esta persona a superar mes tras mes su enfermedad, fue la compañía de su familia. Lamentablemente esa ayuda no fue física sino moral, pero sirvió para que se fuera contenta, así que no soy una insensible.

Por tanto, he acabado deduciendo que lo único que curan estos mensajes son los remordimientos de las personas que lo escriben, lo mandan, lo copian o lo pegan. Sus remordimientos, lo único.